¿Sabes por qué roncas?

¿Sabes por qué roncas?

En su mayoría, los ronquidos se presentan en los varones, sin embargo hay mujeres que también los muestran.

 

El IMSS informa a la población algunos detalles sobre los ronquidos, los cuales, son motivo de consulta médica puesto que pueden ser señal del Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS) o de otras enfermedades.

El Seguro Social informó que los ronquidos son un fenómeno acústico que se presenta al dormir por la vibración de las estructuras naso-orales y son consecuencia de una resistencia al flujo aéreo en la vía superior.

En su mayoría, los ronquidos se presentan en los varones, sin embargo hay mujeres que también los muestran.  

La causa principal es porque aparece un flujo irregular de aire a causa de un bloqueo, que puede ser por debilidad en la garganta, lo que provoca que se cierre durante el sueño; otras causas pueden ser: desplazamiento de la mandíbula debido a tensión muscular del cuello; grasa acumulada alrededor de la garganta; obstrucciones en las vías nasales.

También provocan ronquidos: la apnea obstructiva del sueño; que la garganta presente canales estrechos lo que es causa de que los tejidos laterales se toquen; ingerir sustancias como el alcohol que relaja los músculos de la garganta o dormir sobre la espalda que manda la lengua hacia atrás de la boca.

Hay veces que los ronquidos son ocasionales por el cansancio o la ingesta de bebidas alcohólicas, pero cuando es recurrente, es necesario acudir a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) para que el especialista valore y prescriba el tratamiento necesario para detener el proceso evolutivo del mismo, ya que en algunos casos se puede llegar a necesitar cirugía.

El Seguro Social recomendó atender este problema adecuadamente, puesto que los “ronquidos” pueden llegar a niveles realmente preocupantes tanto para la salud de la persona que los padece como para su entorno en el hogar, ya que, los demás miembros de la familia pueden presentar dificultad para conciliar el sueño por el “ruido molesto”.

Además, los ronquidos traen graves consecuencias a la salud, como somnolencia, pérdida temporal de la memoria, incapacidad parcial del raciocinio lógico, dolores de cabeza, irritabilidad, cambios bruscos de carácter y falta de descanso.

 

El Instituto señaló que hay algunas actividades que la persona afectada puede llevar a cabo para ayudarse mientras acude con el médico, como reducir la ansiedad y el nivel de estrés, mejorar las condiciones y el ambiente del dormitorio, practicar ejercicios de relajación, reducir el peso si se padece sobrepeso u obesidad, no hacer cenas pesadas, no consumir alcohol ni fumar, dormir de lado con la cabeza y cuello alineados o aumentar el número de almohadas para que la cabecera quede en posición alta.

http://www.elpueblodechihuahua.com/